TOBOGANES EN MAYÁ PARQUE ACUÁTICO

En la espesura de la jungla, solo los más valientes expedicionarios podrán encontrar el Reino Perdido de Maya. Esta es una oportunidad única para saciar tu sed de adrenalina y retar a los dioses del Xibalbá.

 

 

 

Xibalbá

El inframundo Maya: Deslízate a toda velocidad en un tobogán de 18 metros de altura para llegar a este oscuro lugar al que solo los más valientes pueden llegar.

 

 

 

Chaac

Señor de la Lluvia: Usa un tapete para deslizarte cuesta abajo compitiendo contra tus amigos para desafiar a Chaac, la deidad maya de la Lluvia y el Agua, quien guarda entre sus manos el poder de la tormenta.

 

 

 

 

Kisín

Señor del Inframundo: Desafía a este poderoso señor bajando como un meteoro desde la punta de la gran pirámide. A 20 metros de altura necesitarás un espíritu fuerte para dar el gran salto.

 

 

 

 

Unab-Kú e Itzamná

Señores de la Creación: Los dioses mayas de la creación universal te protegen mientras serpenteas deslizándote en sus toboganes. Una aventura que comienza a 12 metros de altura.

 

 

 

Balam

Dios jaguar de la Oscuridad: Un ser sobrenatural que atraviesa el cielo para ayudarte a vencer al mal. Absorbe sus poderes deslizándote en este increíble tobogán.

 

 

 

 

Jurakán

Señor del Viento y la Tormenta: Con su furia puede acobardar a cualquier hombre, pero aquellos que se atreven a desafiarlo y cruzar el ojo del huracán, recibirán sus poderes.

 

 

 

 

Xtabay

Diosa del Pecado, el personaje más peligroso está listo para hechizarte desde una altura de 78 pies, justo en la punta de la Gran Pirámide. Deslízate a gran velocidad y escapa de sus poderes malignos. ¡Véncela cuantas veces desees!