UN RÍO CON HISTORIA/strong>

Una poderosa criatura da nombre al apacible río que corre entre la jungla.

Al llegar al reino perdido de Mayá después de una larga expedición, el famoso explorador Stephen Johnson tuvo que enfrentarse a Balam, el feroz Guerrero Jaguar; a mitad de la pelea, las almas de ambos se fundieron en una sola al darse cuenta de que eran hermanos separados por los espíritus. A partir de ese día, nadie volvió a saber de ellos.

Dicen los rumores que sus almas viven en el Jaguar Balam, quien aún puede ser visto merodeando por los alrededores, protegiendo su territorio y las criaturas que en el habitan.

Déjate llevar por la corriente y disfruta de los sonidos de la naturaleza, pero mantente atento, el jaguar puede aparecer en cualquier momento. Esta leyenda se escucha en el canto de las hojas y en el murmullo de las aguas. Ve río abajo y tal vez puedas descubrir que ha pasado con Stephen Johnson.